ADORADO Y SOBRENATURAL, UNA VUELTA A LOS ORÍGENES

 

En Menade continuamos con la inquietud por recuperar antiguas elaboraciones y técnicas tradicionales, mirar al pasado para pensar en el futuro.

 

Las dos últimas referencias que hemos sacado al mercado, con una producción exclusiva y limitada, representan un homenaje a los vinos dorados o de crianza oxidativa tradicionales de la zona de Rueda y la paciencia.

 

Adorado, que en esta primera ‘saca’ sólo se han embotellado en formato magnum, es un vino elaborado con las variedades Verdeja y Palomino fino, procede de una solera de 1900 y el último vino ‘sobretablas’ o fresco es de 1967.

 

Antiguas elaboraciones de la zona de Rueda

 

En su concepción, fue elaborado con la tecnología más austera, las manos. Primero, se permitió la aparición del velo de flor de forma completamente natural. Cuando las levaduras murieron, Adorado pasó a una crianza oxidativa mediante el sistema de criaderas y soleras; de ahí que antiguamente a este tipo de vinos se les denominase como ‘rancios’.

 

Adorado es el vino de nuestro abuelo, de nuestro padre, de nuestros hijos… De los Sanz.

 

Sobrenatural es un vino que refleja la alianza entre el origen más terrenal y el futuro. Elaborado con Verdeja, cría en barricas de roble francés usadas con sus lías y después en botella durante 40 meses, en el caso de la añada 2014. Un vino sin maquillajes, sin adición de sulfuroso. Elegante, sutil, noble y honesto.