ADORADO

adorado

Un homenaje a la tradición,…

ADORADO

“Cuando el vino era un alimento, cuando narraba las historias de los viticultores de la región de Rueda, cuando el viñedo era una maraña de cepas viejas de Verdeja y Palomino, nació Adorado, allá por 1967. Un vino elaborado con la tecnología más austera, las manos. Cada año recibía una pequeña pócima de rejuvenecimiento, bajo velo de flor, con el sistema de criaderas y soleras. Con el tiempo se volvió rancio, oxidado, pero esa es su grandeza. Adorado es el vino del abuelo, del padre, de los hijos… De los Sanz”.

 Las cepas tienen entre 20 y 25 años de edad.

Apostamos por la fermentación con levaduras naturales para conseguir la máxima expresión de nuestro entorno, aromas a hierba fresca, mineralidad y viveza. La personalidad de Bodegas Menade.