DOS VINOS PARA EL APERITIVO, MENADE SAUVIGNON BLANC Y DULCE MENADE

vino-menade-sauvignon

 

Si lo tuyo son los vinos blancos con una boca golosa, un punto dulce y aromas pera, fruta tropical, notas de melocotón. Sin duda los vinos Menade Sauvignon Blanc y Dulce Menade pueden resultar ser tu mejor opción.

El clima caluroso de la zona de Rueda favorece que los vinos procedentes de cepa de esta variedad, que se pueden encontrar en esta área vinícola desde hace más de 30 años, presenten aromas más maduros que los de otras zonas del mundo más frescas.

2017, una añada seca

Además, la añada 2017 fue una de las más adelantadas que se recuerdan y la uva Sauvignon Blanc comenzó a ser vendimiada a mitad de agosto. Sin embargo, la mineralidad que aporta el suelo de nuestras parcelas hace que los vinos sean finos y refrescantes.

A pesar de que muchos prefieren tomarlo como postre, para nosotros Dulce Menade es un perfecto vino apara el aperitivo. Disfrútalo durante este verano acompañado de foie o quesos fuertes cremosos y comprobarás la explosión de sabores en tu paladar.

Dulce Menade también está elaborado con Sauvignon Blanc y se busca un punto justo de dulzor, sin que resulte empalagoso. La climatología de la zona – con gran amplitud térmica entre el día y la noche- junto la forma de elaboración – en la que provocamos una parada fermentativa por frío- favorecen un vino muy agradable con un perfecto equilibrio entre azúcar, alcohol y acidez.